PDDH Sonsonate verifica actuación de las autoridades durante la emergencia nacional por COVID-19

Desde el inicio del establecimiento de la cuarentena obligatoria en territorio salvadoreño, la delegación de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) en Sonsonate ha verificado que el actuar de las autoridades sea respetuosa del cumplimiento de la ley y los derechos humanos de la población.

Por instrucciones del Procurador para la defensa de los derechos humanos, José Apolonio Tobar Serrano, se realizó un seguimiento continuo de la actividad en el Puerto de Acajutla para constatar que se cumpla el protocolo sanitario aplicado a las personas a bordo de los barcos que atracaron. No se constataron contagios.

Se mantuvieron reuniones con el ISSS de Sonsonate para verificar el protocolo sanitario que se implementaría ante la pandemia por COVID – 19; como también con la Comisión Municipal de Protección Civil para coordinar el trabajo en la emergencia y el respeto a los derechos humanos en el manejo de la misma.

Se monitorearon los Centros de cumplimiento de cuarentena (CCC), sosteniendo una reunión con el encargado del CCC en el Hotel Las Palmeras para coordinar acciones de protección de las personas que se encontraban resguardadas allí, se verificó también las condiciones de las personas  en el CCC del Hotel Ágape. Y se dio seguimiento a todas las denuncias recibidas vía telefónica o a través de la app y la página web, para constatar el respeto de su derecho a la salud, a la alimentación, la información, entre otros.

A los responsables del Sistema Básico de Salud Integral (SIBASI) se les recomendó que garantizaran una atención diferenciada y especializada para los diferentes grupos vulnerables que se encontraran albergados en los CCC, principalmente para las personas que necesitan alimentos especiales por su condición. Se recomendó la atención en salud mental, que se brindara información directa, clara y oportuna sobre su estado de salud, y la salubridad de una dieta adecuada y balanceada con buen estado de los alimentos proporcionados.

Dado el cierre del acceso a centros penitenciarios, se solicitó información vía oficio sobre los protocolos implementados para prevenir la transmisión del COVID-19, los cuales fueron revisados por personal médico de la delegación, siendo estos adecuados. Hasta el momento no se registran casos en los penales del Departamento de Sonsonate. Del mismo modo, se procedió con las bartolinas del 911, recomendando se garantice el derecho a la alimentación de las personas privadas de libertad que fueron abandonadas por sus familiares, y su traslado inmediato a un centro penitenciario.

Ante cualquier atropello a los derechos humanos, la población puede comunicarse con la delegación de la PDDH en Sonsonate al número 7740 – 0420.