Procurador verificó exhumación de víctimas en contexto masacre El Mozote

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar, se solidarizó personalmente con  familiares de  personas asesinadas durante el conflicto armado, en el contexto de la masacre del Mozote, y cuyos restos han sido exhumados en el caserío Yancolo, cantón Agua Blanca del municipio de Cacaopera en el departamento de Morazán.

 

Las osamentas encontradas eran de personas que huyeron de un operativo militar en la zona. Se habían ocultado en una cueva, pero al ser descubiertas, fueron atacadas con una granada. Transcurrido algún tiempo, los sobrevivientes sepultaron los restos en una fosa, pero sin la debida identificación.

El Defensor del Pueblo está vigilante de que en la Asamblea Legislativa apruebe una ley de reconciliación que cumpla los parámetros establecidos en la sentencia de la Corte Suprema de Justicia que declaró inconstitucional la Ley de Amnistía.

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos tiene un real compromiso con las víctimas de las graves violaciones cometidas en el conflicto armado. La delegación departamental en Morazán dará seguimiento a la verificación de las exhumaciones, así como del proceso judicial que se lleva por la masacre de El Mozote y lugares aledaños. Todo esto, con el objetivo de que se pueda alcanzar  la Verdad, Justicia, Reparación y la no repetición de los hechos.