Procurador reitera a legisladores que población está al centro de labor institucional de la PDDH

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar Serrano fue convocado por  la Comisión Especial, creada para investigar el manejo que el Órgano Ejecutivo ha brindado a la pandemia por COVID-19, donde afirmó que, toda actuación institucional está en función de acompañar a la población y las víctimas.

Desde el inicio de la emergencia por la pandemia, la PDDH activó a sus diferentes instancias, a pesar de las limitantes que impuso la nueva realidad y se establecieron medios para recibir denuncias. Las registradas entre el 21 de marzo al 31 de mayo del año 2020 son parte de un Informe especial.

Entre las fechas antes señaladas se contabilizaron más de 1,500 casos vinculados a situaciones derivadas de la emergencia, en San Salvador fue donde más casos de hechos violatorios a derechos humanos se reportaron.

El titular de la PDDH destacó que en el punto álgido de la atención a la pandemia, la población enfrentó afectaciones a sus derechos humanos, mencionando entre ellas la ausencia de información, en el caso de personas que fueron llevadas a Centros de Contención, la falta de planificación estratégica para prevenir y combatir la COVID-19, y la falta de acceso a ingresos económicos de muchas familias.

Los derechos más vulnerados fueron: El derecho a la libertad personal, el derecho a la salud, el trabajo y acceso a la información, entre otros.

De igual manera, se conocieron denuncias por malos tratos, tratos crueles, inhumanos y degradantes, por parte de elementos de seguridad hacia personas que salieron de sus casas al estar vigentes decretos ejecutivos que establecían cuarentena domiciliar obligatoria.

Entre las instituciones más denunciadas se registró al Ministerio de Salud, la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada. También, hubo denuncias contra empresas privadas y particulares por suspender contratos, salarios o reducir los montos de los mismos.

El Procurador dijo que se dio seguimiento a las personas retornadas y varadas en el exterior, “el Estado falló a las personas varadas al no facilitar alternativas oportunas”, concretó.

Como casos emblemáticos, el licenciado Tobar mencionó las denuncias del personal de salud por no contar con equipo de protección adecuado, los contagios de COVID-19 en el Centro de Atención de Ancianos “Sara Zaldivar”, los contagios en el Complejo de Integración Social para la Niñez y Adolescencia (CISNA).  De igual forma, el joven que fue herido por elementos de la PNC en San Julián, Sonsonate y un señor que fue obligado a llevar en el cuello una bicicleta mientras era llevado a una delegación policial de San Miguel. Además, la muerte de un ingeniero en un hotel que fue habilitado como Centro de Contención.