Procurador presentó primer informe a Sala de lo Constitucional relativo a medidas COVID-19

Respetuoso del orden constitucional y democrático, el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar Serrano, junto al Procurador Adjunto, Julio Bendek, presentó ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, un primer informe sobre las denuncias recibidas en la PDDH, en el marco de la emergencia COVID-19.

El informe de PDDH se elaboró por delegación de la Sala de lo Constitucional, que emitió  medidas cautelares tras conocer mediante solicitudes de exhibición personal (o habeas corpus) reclamos por medidas implementadas en centros de contención, como la falta de información o incluso la realización de pruebas,  la aplicación del Decreto Ejecutivo N° 12 en el Ramo de Salud, la detención de personas y dificultades logísticas, de coordinación intergubernamental, entre otras acciones de irrespeto a los derechos humanos.

Para revestir de total legitimidad la labor en favor de las víctimas, la PDDH ha desarrollado una metodología específica que permitirá el acopio y análisis de la información requerida por la Sala de lo Constitucional, y que deberá ser entregada cada cinco días hábiles mientras duren las acciones gubernamentales en relación con la pandemia COVID-19.

La información contenida en el primer informe detalla que entre el 21 de marzo y 22 de abril de 2020, la PDDH conoció 778 casos. Según datos preliminares, el 67% de éstos, se vinculan a presuntas violaciones del derecho a la salud, la libertad personal y el acceso a la información.

Respecto a las detenciones ilegales o arbitrarias relacionadas con el incumplimiento de la cuarentena domiciliar, se han registrado en el período señalado 172 casos a nivel nacional.

En el documento se destacó que aunado a las detenciones ilegales o arbitrarias se conoció de actuaciones vinculadas a malos tratos, amenazas de golpes, supuestas detenciones del grupo familiar, castigos como toma de fotografías, presentación ante los medios de comunicación, plantones bajo el sol sin agua y sin alimento. Además, se advierten conductas policiales que no tomaron en consideración las profundas desigualdades que caracterizan a la sociedad salvadoreña, especialmente a la que tiene limitado acceso al agua y la seguridad alimentaria.

De manera particular también se incluyó  la recepción de casos vinculados a irrupciones de elementos de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, en algunas viviendas,

Los casos atendidos por la Procuraduría fueron conocidos a través de denuncias, avisos, monitoreos de medios, aplicación web habilitada ante la emergencia y  gestión oficiosa.