Presidente de la GANHRI pide respetar rol de PDDH en contexto de pandemia

Carlos Alfonso  Negret  Mosquera, presidente  de la Alianza Global de Instituciones Nacionales Defensoras de Derechos Humanos (GANHRI) por medio de un vídeo expresó su solidaridad ante las descalificaciones que en declaraciones públicas ha hecho el presidente de la República, Nayib Bukele, a la labor de los mecanismos  internacionales de protección de los derechos humanos, así como de organizaciones dedicadas a la defensa y promoción de los mismos.

Las Institucionales Nacionales de Derechos Humanos,  en cumplimiento a su mandato han hecho llamados de atención en sus respectivos países, sobre decisiones adoptadas para mitigar la pandemia del COVID-19, porque en algunos casos pueden ser violatorias de los derechos humanos.

En su calidad de presidente de la GANHRI, Negret Mosquera puntualizó cinco aspectos que deben ser tomados en cuenta  a fin de garantizar el respeto al trabajo de las INDH.

Hizo el llamado para que se actúe de conformidad con la resolución 1/2020 de la Comisión Interamericana De Derechos Humanos (CIDH), la cual recomienda  a los Estados guiar su actuación de conformidad con los principios y obligaciones internacionales en materia de DD.HH. y los Estándares Interamericanos.

Pidió respetar el mandato de los mecanismos internacionales de protección de los DD.HH. y acatar sus lineamientos y procedimientos, así como garantizar la labor de las organizaciones de la sociedad civil que promueven los derechos humanos y buscan evitar los abusos de autoridad en el contexto del COVID-19

Respaldó el rol de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador para que su mandato pueda ser ejercido de manera efectiva, libre e independiente.

Recalcó la importancia de garantizar los derechos de las personas privadas de libertad, como un grupo en situación especial de vulnerabilidad frente a la propagación del virus, y adoptar las medidas adecuadas, necesarias para evitar el contagio masivo en los centros penitenciarios

En el  mensaje, el presidente de la GANHRI concluyó que la dignidad humana es un valor y un derecho fundamental que debe sustentar cualquier acción estatal, por lo que se encuentran proscritas todas las actuaciones arbitrarias tendientes a anularlas, incluso si se fundamenta en la necesidad de prevenir y mitigar los efectos de la pandemia.