El derecho de acceso a la justicia, al conocimiento de la verdad y de repacion

De todos es conocido que en los años 80-90, nuestro país, sufrió un conflicto interno y como resultado de ello, una gran cantidad de personas desaparecidas, de personas acecinadas, entre estos niños niñas y adolescentes. Así en el mes de diciembre del año 1981, se ejecutó una de las más conmovedoras masacres de toda Latinoamérica, conocida como Masacre del Mozote y lugares aledaños, ejecutadas por la Fuerza Amada de El Salvador, en el Caserío el Mozote Cantón Guacamaya y lugares aledaños Meanguera Morazán. En ese orden se lleva un proceso penal clasificado como 238/1990, en el Juzgado de Instrucción de la Ciudad de San Francisco Gotera Departamento de Morazán, y el día 17 de enero de 2020, se desarrolló audiencia en la que declararon tres testigos y víctimas de referida masacre, conociendo en esta oportunidad por el desaparecimiento forzado, de las hermanitas Ana Julia y Carmelina, ambas de apellido  Mejía Ramírez, en aquel entonces de 14 y 7 años de edad, hijas de la señora Arcadia Ramírez Portillo actualmente de 77 años de edad. Hechos sucedidos el 13 de diciembre del año 1981, en el Cantón Cerro Pando Jurisdicción de Meanguera Morazán, y en cumplimiento al mandato Constitucional de esta Procuraduría, personal de esta Delegación Departamental verifico el desarrollo de referida audiencia.